viernes, 2 de diciembre de 2011

Enoturismo: ideas, cooperacion... ¿y fútbol?




Sumar fuerzas: La directora general de Turismo en Extremadura ha planteado la necesidad de acumular esfuerzos para potenciar el enoturismo en la región. Todas las ideas que tienen que ver sobre la suma de fuerzas nos interesan: hacer crecer la categoría de enoturismo será en beneficio de todos, y es evidente que si bien no todos los actores pueden ganar por igual, a nadie le viene mal que se reme en la misma dirección. Eso sí, otra cosa diferente es como las palabras (especialmente de políticos) se convierten en realidad.

Las palabras se han pronunciado en los seminarios Wine Storming, que se llevan a cabo en el Museo de Ciencias de Almendralejo con la idea de potenciar turismo gastronómico y turismo del vino en Extremadura. Estos seminarios buscan ser muy prácticos y poder derivar acciones concretas para potenciar el turismo de calidad en la zona.

Como decimos todas estas iniciativas son bienvenidas y ayudan. Es cierto que si miramos 10 años atrás el Enoturismo como actividad turística era algo realmente marginal. El número de bodegas visitables ha aumentado, el número de hoteles en bodegas se ha multiplicado, las tiendas de vino son mucho más orientadas hoy al cliente y en algunos restaurantes se hace un gran trabajo no sólo en servir, sino también en promover vino.... Pero queda mucho por hacer. Siempre quedará mucho por hacer por otro lado, pero eso es exactamente lo importante.

Pensamos que una de las cuestiones más necesarias para la promoción de productos como el de enoturismo es sin duda la educación en turismo para actores que, tradicionalmente, vienen de un ámbito muy diferente como es la producción de vino. El lenguaje turístico se debe ver reflejado en la promoción de las actividades, y la venta de experiencias es por lo general muy diferente de la venta de productos.

Un segundo elementos de suma importancia es el que existan catalizadores. Nos explicamos. Por catalizadores nos referimos a estructuras, organismos, o formas de cooperación que conviertan en sinergias los esfuerzos individuales de actores tan heterogéneos y pequeños como los que se dan en el sector del vino. La idea de Rutas del vino de España es, por ejemplo, un catalizador. Hacen falta líderes capaces de aunar intereses individuales y conseguir darles forma en intereses colectivos. Al hablar de esto pensamos en personas como Miguel Ángel Castiblanque, que sin duda ha jugado un papel importante en activar el turismo en torno al vino en Castilla la Mancha.

Más allá de estas cuestiones, es muy posible que hagan falta golpes de suerte. De hecho, nuestra enorme vocación turística debería ser el primero de estos golpes. Es posible que en el pasado haya jugado en contra del desarrollo del enoturismo: los kilómetros de playa son algo demasiado evidente para hacer pensar en otras cosas. Pero el turismo en torno al vino no puede ser un turismo sólo de interior para españoles. Esto se hace más evidente en tiempos de crisis: hace falta que extranjeros se acerquen a España y vean España como una alternativa a Francia o Italia para realizar turismo gastronómico, y en esto bodegas y viñedo juegan un papel primordial.
Un golpe de suerte también puede hacer referencia a otras cosas, si bien es cierto que la suerte hay que buscarla. En Napa, por ejemplo, un famoso jugador de baloncesto chino, un auténtico líder en su país, acaba de adquirir una bodega. Elaborará un cabernet a 290 dólares la botella. Yao Ming, que así se llama el gigante jugador de los Huston Rockets será sin duda el mejor embajador de los vinos de Napa en el gigante asiático, y sin duda también el mejor embajador para que la gente más pudiente de allí sueñe con visitar los campos de Napa. La siguiente pregunta es evidente. ¿Qué jugador chino ha de fútbol? Barcelona, Real Madrid, fichen ya y que se enamore de Ribera de Duero, Rioja o Penedés. Que se enamore de nuestros vinos y nuestra Tierra, que seguro ayuda y mucho....

No hay comentarios: